ENCUENTRO EN ZARATHUSTRA de H. Bean Piper

Portada de la edición española
Cuando era niña acostumbraba a pedir a mis hermanos que me contarán alguna historia de vez en cuando para mantenerme entretenida. Mi hermano no era especialmente bueno inventándolas pero sí tenía una gran memoria para los libros que había leído y eso es lo que me relataba cada vez que lo solicitaba, alguna novela que le hubiera gustado y que considerara apta para una niña de corta edad. De este modo, la historia de H. Beam Piper, Encuentro en Zarathustra, se convirtió en uno de los cuentos de mi infancia aunque nunca lo había leído yo misma.

Recientemente, esta clásico de la ciencia ficción volvió a un primer plano cuando John Scalzi, autor de obras tan relevantes como La vieja guardia o Redshirts (premio Hugo 2013), reescribió la obra de H. Beam Piper. El resultado se publicó en 2011 con el nombre de Fuzzy Nation y cuenta también con su edición en castellano llamada El visitante inesperado. Esta versión de Scalzi, que cuenta con el beneplácito de los herederos de H. Beam Piper se convirtió para mí en un aliciente más para hacerme con la obra original y conocer, esta vez de primera mano, la historia de Zarathustra y sus habitantes, los peludos.