TROPAS DEL ESPACIO (Starship troopers) de Robert A. Heinlein


Artículo cortesía de: Arcan el Viejo

Starship Troopers es una novela de 1959 de Robert A. Heinlein (1907-1988) que saltó a la fama entre el gran público gracias a la película de 1997 inspirada en ella. La primera película tuvo éxito relativo, e inició una franquicia que incluye otras 2 películas, una serie de animación infantil-juvenil por ordenador para televisión y al menos un videojuego. Si vamos a lo más conocido, que son las películas, en justicia aunque pueden considerarse "malas" tienen algunos méritos interesantes, como un satírico anti-belicismo que se trasluce en la trama general. Claro que eso las aleja de la novela de origen, con las que tiene muchas diferencias de forma y fondo (olvidaros por lo pronto leer sobre gente yendo a ser despedazada por bichos gigantes protegidos sólo por protecciones para motos pintadas).

A nuestro país llegó por los años 80 de mano de ediciones Martínez Roca en su gran colección “Biblioteca de Ciencia Ficción” que incluía algunos de los clásicos más representativos de este género hasta entonces. Posteriormente ha vuelto a las librerías de nuestro país en múltiples ocasiones con diferentes portadas y en ediciones con más o menos calidad. Una de estas ediciones incluía  una portada con imágenes de la película del 97 antes mencionada, algo que debido a la mediocridad del film, no se podría segurar que beneficiara especialmente las ventas del libro.

La novela está escrita en primera persona hablando el joven John Rico, que nos empieza presentando su familia y mundo en el momento que empieza a pensar en hacer el servicio militar voluntario que le otorgará la ciudadanía. En ningún momento el autor hace una exposición larga de las particularidades de la situación general política, tecnológica, social etc de su mundo futuro, presentándolas poco a poco durante las situaciones o en boca de los personajes que van apareciendo (destacar los profesores e instructores del joven Rico). Este estilo, que rompió en su momento con las formas más usuales de ciencia ficción, hace muy ligera la lectura del libro.

El libro presenta superficialmente las reflexiones de Rico, que durante la novela irá "madurando" de un modo peculiar en su visión de su mundo. Por que éste es el verdadero protagonista de la novela: la representación de la utópica e "idílica" sociedad militarista, belicista y con grandes dosis de fascismo que se presenta desde la visión de John Rico como adolescente en el instituto hasta ser un militar de carrera. La novela levantó bastantes ampollas por considerarla algunos un folleto de propaganda pro militar, y fascista, pero sin embargo el estilo ambiguo de exposición deja con la duda de si no pudiese ser todo lo contrario: una feroz crítica ante una distopía. Este último rasgo creo que sinceramente fue lo que encumbró la novela en los círculos de entendidos: polémica y que cada cual le sacara una interpretación. El resto de personajes son esbozados aún más superficialmente que el protagonista, ya que narrativamente su función es introducir y describir aspectos concretos del mundo y reflexiones sobre el mismo, que luego el propio John normalmente analizará en su fuero interno.

Hasta el momento no he tratado un aspecto de la novela que parece debería sobresalir: acción militar, aventuras. Pues está presente, pero no en el grado que uno esperaría. Cierto es que se describen algunos combates y batallas, pero realmente lo que más se habla es de las peculiaridades del ejercito de este mundo y su día a día. La acción no está tan presente, ni mucho menos, destacando más bien la organización y protocolos, e incluso algo de historia justificativa, de este particular ejercito futuro. Un gran mérito de la novela es la visión de la tecnología avanzada de este ejercito bastante realista tanto en los detalles de funcionamiento que se exponen, como en las estrategias en las que se aplican (si tuviera que destacar algo: las armaduras de combate y los neoperros).

El aspecto de vida "militar" de Rico permite presentar a las razas alienígenas que existen, que no son especialmente innovadoras en cuanto a características, pero al menos no son monstruos como las pintan las películas. Es necesario hacerlo así en la lógica de la novela, ya que esta particular sociedad basa realmente sus relaciones exteriores predominantemente en el belicismo, así que una visión "civil" sólo sería la dada por la propaganda de las autoridades, que la propia novela describe por parcial, limitada o irreal, siempre en aras del bien general.

Este libro tuvo una gran repercusión en su momento, éxito indudable de crítica y público (de hecho, fue galardonado con el prestigioso premio Hugo en el año 1960). Fue tan ampliamente criticado como reconocido levantando polémica por doquier. Desde la aparición de esta novela, otras muchas siguieron su estela de modo que podemos adivinar ciertas referencias a la obra de Heinlein (más o menos evidentes) en obras posteriores como Bill, Heroe Galáctico de Harry Harrison o incluso El juego de Ender de Orson Scott Card.

En resumen, lo recomendaría como un clásico a leer por los muchos aspectos magistralmente enlazados en la novela (sociedad, ejército y tecnología), la controversia que no dejara indiferente a nadie y ser muy ligero de lectura (algo siempre de agradecer).

Además, también recomiendo como ejercicio divertido acompañarlo con el visionado (a ser posible en compañía) de las 3 películas de la franquicia: no deja de tener su gracia y permite ver cosas por comparación muy jugosas.



Ficha Técnica

Título original: Starship troopers
Autor: Robert A. Heinlein
Fecha de publicación: 1959
Edición en español: Ediciones Martínez Roca S.A. - 1982
Páginas: 241
Premios: Premio Hugo 1960

8 comentarios:

  1. Nunca he visto fascismo en este libro, por más que sea la tónica habitual en las críticas e, incluso, con acusaciones de fascismo hacia el autor (lo que tiene su gracia cuando te lees Forastero en tierra extraña). La economía, por lo que se ve, es capitalista y el gobierno, democrático.

    ResponderEliminar
  2. Me uno al comentario de Cubano. Yo tampoco veo fascismo en el libro, pero lo mismo es que nos hemos dejado embaucar por lo bien que nos retrata el mundo el autor, y su particular filosofía ;).

    En cualquier caso, un clásico de la ciencia ficción. Ojalá en las películas se hubieran mostrado de algún modo las armaduras de combate de la Infantería Móvil.

    Por cierto, la edición de "Biblioteca de Ciencia Ficción" es la que tengo yo. La compré hace... buff, hace más de veinte años.

    ResponderEliminar
  3. Desde luego el libro siempre lleva polémica :D Bueno, supongo que las acusaciones de fascismo no se refieren al fascismo "de libro" con todos sus componentes socio-económicos fielmente reflejados, y pocos piensan realmente en ese fascismo ideológico como tal. Hay elementos que "huelen a" pero no llega, es la ambiguedad que le da tanta gracia al libro. Supongo que son algunas ideas centrales típicamente que se asocian los que llevan a esa sensación: ultranacionalismo, defensa ante enemigo exterior permanente, militarismo, etc. Siempre queda la duda por lo que veo: ¿apología o sátira de esas ideas?

    ResponderEliminar
  4. Una pregunta difícil de responder, Arcan, cuando coges Forastero en tierra extraña y lo comparas con Tropas del espacio. Uno no puede evitar preguntarse ¿es Robert A. Heinlein el hippie más facha que ha visto el mundo?

    ResponderEliminar
  5. Ahora me pica la curiosidad por este otro libro, el de Forastero en tierra extraña... Voy a tener que leerme ambos para comparar...

    ResponderEliminar
  6. Pues sí, yo también tendré que leérmelo. La afiliación ideológica del autor, pues bueno, por mi parte no me importa que quede difusa :)

    ResponderEliminar
  7. Yo tampoco encontré nada fascista en el libro.

    Por cierto, deberíamos adoptar lo de imponer como pena los latigazos en la plaza. Me parece la mar de efectivo y ahorraríamos en prisiones.

    ResponderEliminar
  8. El otro dia estaba revisitando Aliens, y al ver la escena en que los marines se preparan para la guerra y hacen el descenso al planeta pensaba "seguro que Cameron ha cogido aqui cosas de Tropas del Espacio". Que adaptacion podria haber hecho de la novela...

    Heinlein se definia a si mismo como un libertario, como Clint Eastwood por poner otro ejemplo. Basicamente un tipo que no quiere que los politicos de Whasington le impidan practicar el tiro al blanco desnudo en el jardin de su casa.

    ResponderEliminar

Escribe tu mensaje a continuación. Por favor, se respetuoso en tus comentarios.