EL CADÁVER ALEGRE (Anita Blake 2) de Laurell Hamilton

Siempre que viajo me planteo la misma cuestión ¿Qué libro me llevo? Por mucho que esté de vacaciones (o quizá sea precisamente por eso), no me puedo alejar
de la lectura así que mejor elegir con cuidado, sobre todo si el viaje es al extranjero o vamos a algún lugar donde las librerías y bibliotecas no son habituales. En mi caso, cuando estoy de viaje en periodo vacacional, no me vale cualquier libro, debe ser uno que cumpla ciertos requerimientos. En primer lugar debe ser auto conclusivo para no quedarme en mitad de una saga a cientos de kilómetros de la siguiente entrega. También debe ser ameno y fácil de leer pues en esa época vacacional, mi cerebro tiende a ponerse en huelga. Otro requisito es que debe ser un libro fácil de encontrar en las librerías españolas pues, según la sabia ley de Murphy, la dificultad para volver a encontrar un libro es directamente proporcional a la facilidad que tiene este para desaparecer (y si es en la otra punta del mundo, esta ley resulta aún más efectiva). Y por último, una preferencia personal: que me suponga un reencuentro con un autor que ya me haya sorprendido en otras ocasiones. Esto me da una cierta garantía de que no me defraudará durante las largas horas de viaje y de inactividad.


Para mi último viaje, al lejano México, escogí un libro que cumplía todos mis requisitos y
que, como no podía ser de otro modo, cumplió con creces mis expectativas. Estoy hablando de “El cadáver alegre”, segundo libro de la saga de Anita Blake. Efectivamente, estamos hablando del segundo libro de una saga, saga que ya mencioné en este artículo cuando traté sobre su primera entrega: Placeres prohibidos.

El cadáver alegre aún es fácil de encontrar en cualquier librería bien surtida a pesar de que lleva bastante tiempo en el mercado. En España apareció con su primera edición en el año 2007 aunque en Estados Unidos su primera edición nos lleva al año 1994. Laurell Hamilton, su autora, aún sigue en activo incluyendo más y más libros a esta saga, que cuenta ya con 20 entregas, aunque en español solo disponemos de las tres primeras. No se si algún día la cuarta parte verá la luz en nuestro país (o al menos en nuestro idioma) aunque tengo entendido que circulan en Internet algunas traducciones bastante aceptables de las novelas inéditas por aquí. Y es que cuando las editoriales no acompañan, los aficionados (y Anita tiene muchos) si que responden. Y si no, pues siempre nos quedará la versión en inglés.

Pero centrémonos en el libro que nos ocupa. En esta segunda novela de la saga, igual que ocurría en la primera, el arco argumental nace y muere en un único libro. El argumento, en esta ocasión, comienza como dos acontecimientos independientes que tienen la fortuna de acontecerse prácticamente a la vez en la vida de Anita. En primer lugar, una solicitud descabellada a su empresa, Reanimators INC, para el alzamiento de un cadáver con más de dos siglos de antigüedad. En segundo lugar, una serie de asesinatos de extrema crueldad que requieren el asesoramiento de Anita ya que resulta evidente que un ser sobrenatural está llevándolos a cabo. Poco a poco, y como solo Anita sabe hacer, se irá metiendo en problemas hasta que ambos casos, en cuestión de unos días, la ponen en la cuerda floja creando un ambiente de acción trepidante con esos tintes sobrenaturales que tan de moda están ahora en cine y televisión.

El cadáver alegre, en mi opinión, tiene una temática más interesante que su predecesor. En esta ocasión, el submundo vampírico que con tanto esmero nos describe la autora en “Placeres Prohibidos”, pasa a un segundo plano dejándonos ver otra faceta de San Luis: la de la magia negra y el vudú en el sentido más clásico del mito. Actualmente, me atrevería a decir que la tendencia zombie en literatura, cine y televisión entre otros, inclina a los aficionados de este género a asociar la no-muerte con el terrorismo biológico y los experimentos de grandes corporaciones y gobiernos. Esto quita el aspecto místico, mágico y prohibido que hasta entonces había recibido la tradición del esclavo vudú. En el cadáver alegre volveremos un poco a los orígenes del mito pero reinventándolo y actualizándolo al siglo XXI gracias al trabajo de la autora que expone con acierto su visión de la magia negra ritual desde la perspectiva de Anita, una especialista en la muerte. Personalmente, esta visión que ofrece Hamilton donde los rituales y la nigromancia se encuentran a la orden del día y se desarrollan con normalidad en una ciudad como las que conocemos hoy día, me parece menos manida que el mundo oculto de los vampiros que tantas novelas y relatos tiene a sus espaldas. Una temática que ya desarrolló la autora en la primera entrega de la saga de Anita Blake y con lo que se ganó al gran público. Por tanto, considero este cambio de tercio un gran acierto.

Huelga decir que Anita vuelve a ser la absoluta protagonista en “El cadáver alegre”. Anita no habrá evolucionado demasiado en cuanto a su carácter y personalidad si tomamos “Placeres prohibidos” como referencia así que si os gustó la Anita de la primera novela, la de la segunda os causará la misma opinión. El encanto dual de Anita, donde siempre se muestra dura a los demás pero sensible en su fuero interno, será incluso más acentuado en esta segunda novela. Escenas donde, y me disculpo de antemano por el spoiler, se lamenta profundamente ante la pérdida de su pingüino preferido de peluche, dará una vulnerabilidad encantadora a Anita que enseguida nos hará simpatizar con ella a pesar de sus bravatas. Y es que aunque Anita sea la clásica heroína de acción, también cuenta una faceta humana llena de defectos, virtudes y unas cuantas rarezas, algo sin duda muy interesante.

Los personajes secundarios resultan meramente anecdóticos debido a la precipitación de los acontecimientos durante la trama principal. Eso no significa que no tengan relevancia pero solo la tendrán durante escenas muy concretas algunos incluso limitando sus apariciones a dichas escenas. No se puede decir que ninguno llegue a desarrollarse aunque si podremos ver las interesantes posturas que adoptarán algunos de ellos en relación a la novela anterior. En concreto, la palma se la llevará Jean-Claude, personaje clave en la primera novela pero que en esta segunda entrega no resultará tan vital.

La novela está narrada en primera persona desde el punto de vista de Anita, haciendo partícipe al lector de sus pensamientos, sentimientos, miedos y su característica forma de pensar. En esta ocasión, me atrevería a decir que la autora juega más con los sentimientos y vulnerabilidades de Anita, tanto a nivel físico como psicológico truncando su imagen de la típica heroína y chica dura para hacerla más real y cercana. También aprovechará esta forma de narración para desplegar el encanto y carisma de Anita por todo el libro, provocando en los lectores dos posibles reacciones: o se quedan prendados de su sarcástica personalidad o despiertan un sentimiento de desagrado y antipatía hacia el personaje principal. Sea como sea, la perspectiva de Anita nunca pasa indiferentes.

El ritmo general de la historia es frenético pero sin llegar a avasallar al lector, lo que lo convierte en una lectura especialmente amena. El nudo de la historia se resuelve por completo en apenas unos días lo que no permite ahondar demasiado en la historia personal de cada personajes o en sub tramas generales a la saga que ya se iniciaron en “Placeres Prohibidos”. Eso no significa que no existan estos elementos, de hecho, lo acontecido en la primera novela tiene gran relevancia para Anita en algunas escenas muy concretas. aunque yo diría que no llega a ser realmente imprescindible para la resolución del arco argumental.

Una característica de esta autora es como se recrea en algunos escenarios realmente espeluznantes. Si Anita presencia el escenario de un asesinato, la autora no dudará en detallar todos los aspectos más macabros del mismo a través de los ojos de Anita provocando, de vez en cuando, que se nos revuelvan las tripas. Si Anita recibe una paliza, Hamilton describirá cada uno de los golpes y sus efectos en el pequeño cuerpo de nuestra protagonista. Tampoco escatimará en detalles si habla de intentos de violación, torturas, prostitución, sacrificios, sexo o rituales. Anita Blake es una novela para adultos que pretende mostrar un submundo oculto y sobrenatural como algo brutal y cruel donde fuerzas incomprensibles utilizan a la humanidad como peleles o simples objetos para sus intereses. Sin llegar a la escala de autores como Brian Lumley, desde luego, pero tampoco quedándonos el la almibarada novela rosa de Crepúsculo.

Como ocurría con el libro anterior de la saga, también “El cadáver alegre” cuenta con su adaptación al comic de manos de Marvel Comics. En mi opinión, con un fantástico dibujo por lo que he podido ver aunque no se como estará a nivel de guión en relación a la novela. Los comics se publicaron allá por el año 2008 en Estados Unidos y, aunque no los he visto por aquí por España, no creo que sean demasiado complicados de conseguir (ya sabéis a que me refiero).

Siempre animaré a leer estos libros a aquellos aficionados al género vampírico donde los malvados señores de la noche están detrás de los más horribles crímenes y controlan, con gracia aristocrática, los bajos fondos de las ciudades. No obstante, esta entrega de la señorita Blake se sale un poco de esta temática y puede no gustar precisamente a los amantes de esta vertiente del género. Aún así, yo recomiendo la novela como una forma de compaginar estos conceptos con otros elementos sobrenaturales igualmente interesantes y que pueden resultar igualmente entretenidos si se les da una oportunidad. Pues eso es lo que pretende este libro, entretener al lector sin más pretensiones. Quien busque algo más profundo y trascendente, mejor que busque en otro sitio.

1 comentario:

  1. Hola, soy de Chile y estoy de acuerdo que cuando se viaja es un buen momento que se puede aprovechar para leer un nuevo libro. En este caso consideraré el libro que has mencionado. La ultima vez que viaje, en Enero de este año, compre un libro de ciencia ficcion llamado Genticks. Me gusto, es acerca de una chica nacida en Marte que viaja por primera vez a la Tierra. Luego de tanto buscar encontre que tiene un website www.genticks.com Por cierto, es un libro que no se ve en muchas librerias pero se puede adquirir en amazon.
    Saludos
    Olivia Drudy Aguedas
    Chile

    ResponderEliminar

Escribe tu mensaje a continuación. Por favor, se respetuoso en tus comentarios.